Tres ciudadanos de la capital del país fueron condenados por violencia privada y lesiones graves

0

El hecho ocurrió el pasado sábado, en momentos en que personal del Grupo de Reserva Táctica, Unidad de Respuesta Policial y Seccional 2º dieron respuesta a un llamado al 9-1-1 en Barrio El Fogón por agresiones.

Al arribo de la Policía, la víctima, un hombre de 38 años de edad que cumplió prisión en el año 2015 por estupefacientes, manifestó que tras responder al llamado en la puerta de su domicilio fue sorprendido por tres hombres que arribaron en una camioneta Citroen siendo amenazado y agredido físicamente; sufriendo lesiones y debiendo ser trasladado por la policía al hospital local.

Ubicando los actuantes posteriormente el vehículo en calle Prudencia Vázquez entre Emilio Oribe y Tacuarí, siendo detenidos los tres indagados mayores de edad y puestos a disposición de Fiscalía Letrada de 2º Turno.

Incautándole a uno de ellos una riñonera de color negro conteniendo la suma de 64.820 pesos.

Las actuaciones del Juzgado Letrado de Primera Instancia de Cerro Largo de 2° Turno culminaron con la condena de A.P.P. de 43 años por un delito de violencia privada en concurrencia fuera de la reiteración real con un delito de lesiones graves, a la pena de a 22 meses de prisión, que cumplirá en régimen de libertada a prueba, debiendo permanecer dos meses en arresto domiciliario total y posteriormente seis meses de arresto domiciliario nocturno entre otras obligaciones.

Mientras tanto, A.M.P.P. de 33 años y E.A.P.P. de 40 años fueron condenados como autor y co-autor de un delito de violencia privada en concurrencia fuera de la reiteración real con un delito de lesiones graves, a la pena de 20 meses a cumplir en régimen de libertad a prueba con arresto domiciliario nocturno.

Debiendo presentarse todos ante la autoridad policial de sus respectivos domicilios fijados en la ciudad de Montevideo y realizar servicios comunitarios, estableciendo también el magistrado la prohibición de comunicación y acercamiento hacía la víctima.

Compartir.

Dejar una Respuesta