El cielo melense se iluminó con el cambio de año, pero con una notoria menor intensidad que lo que ocurre habitualmente en esta fecha

0

Con poco ruido y mayor luminosidad, las familias celebraron el pasaje a 2021.

Vendedores de pirotecnia y fuegos artificiales si bien evaluaron como positiva las ventas, en algunos casos no colmó las expectativas.

La regulación sobre éste tipo de artículos, iniciativa aprobada por varias Juntas Departamentales, incluida la de Cerro Largo, pese a que aún no entró en vigencia, ha contribuido a un cambio de hábito en la población.

“Si vamos a regular, vamos a regular y controlar todo, también los escapes libres, decibeles en parlantes y otro tipo de ruidos”, dijo uno de los vendedores.

Compartir.

Dejar una Respuesta