En menos de dos semanas la muerte de otra persona que se encontraba desaparecida en nuestro medio genera consternación

0

En las últimas horas familiares de Jorge Daniel Moraes Cruz de 50 años encontraron su cuerpo a orillas del arroyo Sauce de Conventos, frente a la cancha 19 de abril.

El infortunado hombre se domiciliaba en barrio Sóñora, donde cuidaba coches frente a un local nocturno y también realizaba esporádicas tareas en la zona rural.

Moraes estaba desaparecido desde el domingo 27 de octubre, tras lo cual la familia radicó la denuncia policial.

En una primera instancia las heridas que presentaba el occiso en el cráneo hicieron pensar que podría tratarse de un homicidio.

Sin embargo practicada la autopsia y a pesar del avanzado estado de descomposición del cuerpo, el estudio forense descartó la hipótesis de un eventual asesinato.

La escueta ampliación del parte oficial indica que en el lugar trabajó personal de Bomberos, Seccional Primera, Unidad Investigativa I y Policía  Científica. Se constituyó el Fiscal Letrado de Primer Turno quien ordenó la autopsia, derivándose el cuerpo del occiso a la morgue del cementerio.

Posteriormente y continuando con las actuaciones el Fiscal Letrado tomó declaración en Seccional Primera a dos hombres en calidad de testigos. Resultó de la autopsia que el cuerpo de Moraes Cruz no presentaba signos de violencia y la causa de la muerte fue ahogamiento por sumersión.

Es de significar que la muerte de esta persona se registra casi simultáneamente a la del septuagenario José María Morales en la zona de Arbolito y en circunstancias que reúnen varios puntos en común.

En la víspera luego del hallazgo del cuerpo de Jorge Daniel Moraes su hermana MAIRA MORAES dio su dramático testimonio y pidió que se investigue el hecho, tras los indicios que en un primer momento no descartaban que se tratara de un homicidio.

Compartir.

Dejar una Respuesta