Un durísimo mensaje de despedida del comandante en jefe del Ejército cuestiona a la justicia y a todo el sistema político

0

Al haber cesado en el cargo de Comandante en Jefe del Ejército, Gral. GUIDO MANINI RÍOS colgó un mensaje dirigente a la interna de la fuerza y a toda la población sobre los motivos que han llevado a esta decisión del Poder Ejecutivo.

“Elevé al Poder Ejecutivo un escrito que da cuenta del parecer del Ejército sobre la actuación de la Justicia hacia los militares en los últimos años. Sin justificar nunca situaciones que pudieron ser deshonrosas para nuestra Institución, en ese escrito cito una decena de casos en los queda demostrado en forma incontrastable que la Justicia actuó sin pruebas y sin respetar los más elementales principios del derecho”, sostuvo MANINI. 

Agrega que en la reunión mantenida con el Presidente de la República ayer, le expresó su malestar por esa y otras situaciones como el encarcelamiento de un sargento por hechos ocurridos 40 años atrás.

MANINI confirma el clima de creciente deterioro en el relacionamiento que ha tenido en los últimos tiempos con el mando superior de las FF.AA., que tiene como referencialo que indica como “una sanción inédita para un Comandante en Jefe”.

Sin embargo el ex Comandante remarcó que “en este año tan especial quiero dejar bien claro mi concepto de que la Ejército Nacional debe mantenerse, como hasta ahora, al margen de toda lucha política partidaria, consciente de que se debe al Estado Nacional y no a un partido político, ajustando siempre sus procedimientos a la Constitución y a las Leyes Nacionales”.

En uno de los tramos más esperados de su mensaje MANINI dijo que “en lo personal, al retirarme del servicio activo, si en el futuro entendiera que la trinchera política es la única que me permite lograr para la Institución militar, y para los más frágiles de nuestra sociedad, la justicia que no he podido lograr desde otros puestos de lucha, no renunciaré a recorrer todos los caminos posibles y necesarios.

He tratado de sacar adelante a nuestro Ejército, enfrentando la incomprensión de muchos, las falsedades de burócratas incapaces de ver la realidad enceguecidos en su soberbia, o atrapados en sus prejuicios ideológicos, y la acción de aquellos que lucran con la confrontación, convertidos en peones bien pagos de los centros de poder mundial, siempre dispuestos a ejecutar un perverso libreto que lleve a la destrucción de nuestras Instituciones.

Las banderas de lucha que enarbolamos en este tiempo no se arrían. Permanecerán en alto en el puesto que nos toque ocupar”, enfatizó.

Compartir.

Dejar una Respuesta