Las pruebas aportadas por la familia de la Profesora Olivera, asesinada en Fraile Muerto fueron fundamentales para que no se transformara en un crimen perfecto

0

El concepto pertenece al defensor legal de la familia de la víctima, Dr. GUSTAVO SILVEIRA tras conocerse la decisión de la Fiscal Umpierrez, quien solicitó la extensión de la prisión preventiva y 25 años de pena.

Aportando la filiación del asesino, SILVEIRA dijo que los elementos probatorios resultaron decisivos para que Rodolfo Arancet admitiera el hecho, aunque dando una versión “edulcorada”.

Compartir.

Dejar una Respuesta